El Grupo Crèdit Andorrà obtiene 36 millones de euros de beneficio y consolida el liderazgo del sector bancario andorrano

  • El Grupo se consolida como la primera entidad de la plaza en beneficios y como la primera en volumen de negocio en el país, con una cifra de 9.408 millones de euros
  • El banco consolida su apoyo a la economía y la sociedad andorranas con una inversión crediticia de 2.502 millones de euros y un compromiso en materia social que ha ascendido a 2,68 millones
  • La inversión en tecnología y la aplicación del plan de transformación organizativa han permitido a la entidad dar respuesta al nuevo modelo bancario y regulador para hacer frente a los retos de futuro con la máxima competitividad
  • Proyectos como Merkaat, el primer asesor 100% digital de Andorra en fondos de inversión, la firma biométrica y Crèdit Wallet han posicionado al banco como pionero en innovación y digitalización para dar respuesta a las nuevas necesidades del cliente
 

El Grupo Crèdit Andorrà ha cerrado el ejercicio 2018 como líder de la plaza financiera andorrana, con un beneficio neto consolidado de 36 millones de euros, en línea con el plan de negocio, lo que lo posiciona como la primera entidad en beneficios, en un año en el que se han realizado importantes inversiones en innovación tecnológica y se ha llevado a cabo la aplicación del plan de transformación organizativa y del negocio. El objetivo es dar respuesta al nuevo modelo bancario y regulador, así como hacer frente a los retos de futuro con la máxima competitividad. 

Los estados financieros del Grupo a 31 de diciembre de 2018 reflejan una gestión prudente, fruto de un trabajo de anticipación al nuevo entorno en el que se encuentra inmerso el sector, tanto a escala global como en Andorra en particular. El Grupo ha alcanzado un volumen de negocio que ha llegado a los 15.442 millones de euros, con una inversión crediticia que ha superado los 2.502 millones de euros y unos recursos de clientes de 12.940 millones. Del total del volumen de negocio, 9.408 millones de euros corresponden al país, lo que consolida Crèdit Andorrà como la primera entidad en cuanto a volumen de negocio en el Principado. 

El banco ha continuado fiel a su compromiso de apoyo a la economía y la sociedad andorranas, que se ha materializado en 1.211 millones de euros en operaciones de financiación a particulares y empresas y en una inversión en responsabilidad social corporativa de 2,68 millones. 

En cuanto a los resultados del Grupo, los ingresos totales, o resultado de explotación neto, se ha situado en 172,6 millones de euros. El Grupo ha cerrado el ejercicio con un beneficio neto de 36 millones de euros, en línea con el plan de negocio, en un año marcado por el mal comportamiento de los mercados financieros (que han restado 908 millones de euros de activos bajo gestión), el entorno de bajos tipos de interés, la nueva regulación bancaria, la transformación organizativa y las importantes inversiones en digitalización. Estos resultados sitúan a la entidad al frente de la plaza financiera andorrana. 

El balance se ha visto reforzado por unas sólidas magnitudes. La ratio de solvencia se ha situado en el 15,11% (15,98% CRD IV, Phase-In), un nivel adecuado y considerablemente por encima de la normativa andorrana (el mínimo legal es del 10%), y la ratio de liquidez, en el 56,27%, que supera también ampliamente el mínimo legal exigido (del 40%). 

Xavier Cornella, consejero ejecutivo y director general de Crèdit Andorrà, ha destacado que “los resultados consolidan nuestra posición de liderazgo en Andorra, en términos de negocio y de compromiso social con el país y la sociedad. Hemos cerrado el ejercicio de acuerdo con nuestro plan de negocio y hemos asentado las bases de una estrategia centrada en el enfoque del negocio bancario en dos grandes líneas operativas: la eficiencia y el crecimiento focalizado”.

Digitalización y transformación organizativa y del negocio 

Durante el año 2018, el Grupo ha redefinido la estructura organizativa y de negocio tanto en Andorra como en el resto de plazas de Europa y América. Esto ha permitido a la entidad adecuarse al nuevo modelo bancario y regulador, así como establecer las bases para el crecimiento futuro y hacer frente a los retos con la máxima competitividad. 

Los grandes ejes vertebradores han sido la optimización de la eficiencia en la estructura, los procesos y la gestión; el servicio y la proximidad al cliente con una oferta diferencial; la innovación en tecnología y digitalización, y el impulso del gobierno corporativo. 

En este sentido, el Grupo Crèdit Andorrà ha puesto el énfasis en la digitalización de productos y servicios y ha invertido en nuevas plataformas tecnológicas para responder a las nuevas necesidades de los clientes y a los requerimientos normativos y de seguridad. La inversión en el ámbito tecnológico y digital ha subido hasta los 19,9 millones de euros y ha permitido al banco ser pionero en la oferta de servicios digitales para los clientes y referente tecnológico del sector. 

Se ha lanzado Merkaat, un asesor 100% digital en fondos de inversión, tanto en Andorra (Crèdit Andorrà) como en España (Banco Alcalá). También se han implementado el Crèdit Wallet, el primer banco de Andorra en ofrecer el servicio de pago con el teléfono móvil; el acceso al e-Crèdit, la banca en línea, a través de la huella dactilar y el reconocimiento facial, o la firma biométrica para la firma electrónica de las transacciones habituales en la oficina. 

A escala internacional, el Grupo ha priorizado el desarrollo del negocio internacional de banca privada y gestión de activos a través de tres grandes ejes geográficos que se consideran clave para el crecimiento futuro: España, Luxemburgo y Miami. 

En Luxemburgo, Banque de Patrimoines Privés se ha consolidado como un hub en Europa en nuestra plataforma de custodia de activos, así como de estructuración y administración de vehículos de inversión para clientes institucionales. 

En España, Banco Alcalá continúa el camino del crecimiento con una estrategia de diversificación con la entrada en las carteras de gestión de un segmento más amplio de clientes gracias, entre otros, a nuevas tecnologías implementadas, como Merkaat.

Desde Beta Capital Wealth Management en Miami, el Grupo focalizará el negocio en el continente americano gracias a la nueva licencia de self-clearing, una apuesta estratégica que debe permitir potenciar una oferta diferencial gracias al hecho de poder actuar también como custodio. 

Y en cuanto al grupo asegurador, ERM Holding, del Grupo Crèdit Andorrà, y RSM llegaron a un acuerdo para fusionar los negocios de correduría y consultoría. La operación dio lugar al nuevo holding ERSM Insurance Brokers, líder en el mercado español al convertirse en la primera correduría de seguros privada de España, con un volumen de primas intermediadas de 169 millones de euros. 

La solidez del banco ha sido reconocida por Fitch Ratings, que en la evaluación de 2018 mantuvo para Crèdit Andorrà el rating a largo plazo BBB, con perspectiva estable, y el rating a corto plazo F3, destacando la posición de liderazgo del banco en el mercado andorrano. Esta calificación ponía de relieve la fortaleza financiera del banco, la consolidación del modelo de negocio y la adecuada capitalización. 

El reconocimiento ha llegado también a través de las distinciones recibidas a lo largo de 2018. La primera, de las publicaciones The Banker y PWM, del grupo Financial Times, como Mejor Banco de Andorra en Banca Privada 2018, y también por Global Banking & Finance Review, como Mejor Banca Privada de Andorra 2018. 

Estos premios sirven para consolidar al banco en la apuesta por un modelo de banca que se basa en el servicio, focalizada en el cliente y comprometida con el futuro de las personas y de los territorios donde está presente el Grupo. 

Banco responsable y compromiso social 

Crèdit Andorrà ha destinado una inversión global de 2,68 millones de euros, a través de la Fundación Crèdit Andorrà y del propio banco, a iniciativas dirigidas a la sociedad para promover el progreso económico y social, el conocimiento, el bienestar, la cultura y el medio ambiente. 

El banco está adherido al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ha alineado sus iniciativas en materia de sostenibilidad con la Agenda 2030 –«Transformar nuestro mundo»– para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Este compromiso y esta vocación han sido reconocidos con el premio Mejor Banco de Andorra en RSC en 2018, que entrega Global Banking & Finance Review.

 

 

Volver

IMÁGENES Y VIDEOS RELACIONADOS